Encuentra lo que necesitas; cursos, noticias, eventos, tutores...

Llámanos 93 666 23 53 /93 668 84 01    Síguenos

Spanish
Catalan
cerebro ingles

Esto sucede en tu cerebro cuando aprendes un nuevo idioma

¿Sabías que aprender un segundo idioma tiene efectos positivos en tu cerebro? Sigue leyendo para descubrir cuáles son.
Aprender un idioma no es un proceso simple, por el contrario; es muy complejo, ya que te exige memorizar y recordar vocabulario (léxico), identificar y aprender los nuevos sonidos (fonología) y formas correctas de escribir (ortografía), apropiarse de la gramática (sintaxis) y aprender a usar la lengua en un contexto real (pragmática) y por eso requiere que se activen varias partes de tu cerebro. Al ponerlo en funcionamiento, haces que se modifique su estructura y, al mismo tiempo, mejoran varias funciones.

Plasticidad Cerebral

El primer término con el que te debes familiarizar es “Plasticidad cerebral”, lo que en palabras más sencillas significa que la estructura y las conexiones de tu cerebro pueden cambiar de acuerdo a las actividades que realices. El análisis del cerebro de una persona multilingüe arroja que la disposición de sus neuronas en el área del habla es diferente a la organización cerebral de una persona normal, lo cual significa que hay áreas del cerebro que tienen más desarrollo gracias a su constante uso.

Incluso, investigaciones han demostrado que los niños que son bilingües desde muy temprana edad tienden a desarrollar habilidades relacionadas a la atención, memoria, concentración y comprensión a un nivel más elevado que los niños monolingües. Por otro lado, varios estudios han demostrado que después de un período de aprendizaje del idioma, aún si se aprende en la adultez, el cerebro crece, el hipocampo se vuelve más grueso y hay mayor producción de materia blanca y materia gris.

Más conexiones cerebrales

Con respecto a la fisionomía, es en estas sustancias donde encontramos la mayor cantidad de neuronas y de conexiones cerebrales, y está comprobado que al aprender un nuevo idioma, existe una mayor producción de ellas, ya que existe una transferencia constante de datos entre ambos hemisferios. Este proceso afecta positivamente algunas áreas del cerebro, y como resultado de esto, tu capacidad de concentración va a mejorar, ya que tus habilidades cognitivas se afianzan. Quiere decir que tu capacidad para resolver problemas, prestar especial atención y hacer más de una tarea a la vez va a mejorar notablemente.

Mayor memoria funcional

Adicionalmente, está demostrado que si alguien es bilingüe, su memoria funcional es mayor, incluso si las tareas que realiza no se relacionan con el lenguaje. Así que puede recordar una mayor cantidad de cosas por más tiempo y tenerlas presente para usarlas o ponerlas en práctica en sus labores. Además, una persona que sabe otro idioma tiene mayores habilidades para la detección de información engañosa. Un estudio de la Universidad Pompeu Fabra descubrió que las personas que hablan más de una lengua son mejores en la observación de su entorno. Además, tienden a centrarse en la información relevante y “editar” lo irrelevante.

Protege tu cerebro

& por si fuera poco, existe el beneficio de la “reserva cognitiva”, lo que significa que aprender un idioma nos protege y aplaza hasta por 5 años el riesgo de sufrir enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, el Parkinson y la demencia, ya que cuando envejecemos, la corteza del cerebro tiende a reducirse, pero al aprender un idioma, evitamos que este proceso suceda pronto y que sea de manera brusca.

Así que no importa si aprendiste inglés desde pequeño o si comenzaste a estudiar en una edad adulta, de todas formas, como resultado de tu esfuerzo el rendimiento de tu cerebro mejorará y afianzarás habilidades para desarrollar tus tareas de forma más eficiente. Si aún lo estás pensando, ¿qué estás esperando? En oxford podemos ayudarte visita nuestra sección de clases online o en sede. Aprende un nuevo idioma y cambia tu cerebro.